Parto

El embarazo y el parto son etapas preciosas, duras y muy especiales para la vida de una mujer. Realmente te cambia la vida.

En este periodo se agradecen mucho los consejos y los cuidados de nuestra familia y amigos, por ello no esta de mas conocer todo lo que podemos hacer por nosotras y por los demás en estos momentos.

Dentro de la medicina natural hay muchos trucos que nos pueden ayudar frente a algunas molestias ocasionadas durante el embarazo, pero ¿que pasa con el parto?, ese proceso por el que todas tenemos que pasar y nos sentimos bastante a ciegas por mucho que leamos y preguntemos, pues bien, lo mejor es relajarnos y dejarnos llevar ya que muchas de nuestras preguntas no tienen respuesta hasta que nos toca la hora de ver por fin la carita de nuestro bebé.

Durante el parto podemos usar diferentes técnicas naturales pero hoy vamos a ver lo que los aceites esenciales pueden hacer por nosotras.

ACEITES ESENCIALES INDICADOS

Durante todo el embarazo debemos tener precaución con que el uso de los aceites esenciales incluso en la lactancia (ya que algunos aceites pueden pasar a través de la leche al bebé) pero como todo es saber usarlos con cabeza y conocimiento.

En el momento del parto, en todas sus etapas, podemos usar estos aceites esenciales:

El jazmín y la lavanda, refuerzan las contracciones, son analgésicos y además nos ayudará a relajarnos. La salvia tendrá un efecto  similar pero algunos aromaterapeutas encuentran que su efecto sobre las contracciones son muy potentes. Otros aceite esenciales muy indicados son la rosa, el clavo, la manzanilla, el azahar (Neroli) e incienso.

Debemos combinarlos sabiamente y también hacerlo según nuestro gusto ej. jazmín y lavanda, rosa, salvia y manzanilla, etc.

Estos aceites podemos usarlos en:

  • Aceite de masaje. Nuestra pareja nos dará un masaje en la espalda (sobre todo debemos hacer movimientos circulares en la zona baja y coxis) y la tripa (sobre todo en la zona infra-umbilical). Podremos aplicar unas gotitas en las muñecas y en el plexo solar.
  • Baños aromáticos. Ojo, si hemos roto aguas no podemos realizar baños ya que hay riesgo de infecciones. Si todo esta normal podremos realizaros hasta una semana antes del parto y el día del parto inclusive.
  • Compresas templadas o caliente, las pondremos en la zona baja del abdomen justo por encima del vello púbico y las repondremos de nuevo cuando se enfríen, también las podemos usar incluso para refrescar la frente de la mamá (pero mejor compresas templadas o frías).
  • Cítricos como el limón y la mandarina los podemos usar para aromatizar la sala donde estemos, nos dará un ambiente fresco y lleno de energía. Podemos echar unas gotitas en un difusor.
  • El jazmín además se recomienda usarlo inmediatamente después de dar a luz a nuestro bebé para ayudar a expulsar la placenta (podemos aplicar un poco de aceite vegetal y unas gotas de jazmín en el abdomen), tonifica los músculos del útero y es antidepresivo (estupendo para prevenir la depresión post-parto).
  • Neroli, bergamota, rosa, manzanilla o incienso ayuda a aliviar el miedo y la ansiedad, y promover la relajación entre las contracciones. Estos son buenos aceites a utilizar en un difusor.

Es posible que ya esté familiarizado con la lavanda  como un medio para la promoción de una buena noche de sueño. El aroma es bien conocido por ayudar a la relajación y promover la calma. El aceite también es un analgésico que estimula la circulación y la curación y puede fortalecer las contracciones. La lavanda es buena para los dolores y ayuda a equilibrar y calmar la parturienta. Después de que el cuello uterino haya dilatado al menos 2 cm, puedes considerar tomar un baño de lavanda 30 minutos. Los estudios demuestran que esto puede mejorar el progreso en el trabajo de parto y reduce significativamente la necesidad de medicamentos.

Entre las contracciones, un masaje en los pies o en la zona lumbar  puede calmar y estimular el alivio del dolor. Añadir 20 gotas de lavanda y 8 gotas de salvia en 100mls de aceite de oliva.

La Salvia (Clary sage) es uno de los aceites que se deben evitar durante el embarazo en sí, pero puede fortalecer las contracciones durante el parto. Es también un gran aceite para levantar el ánimo y reducir la ansiedad, pero no se recomienda u uso si utiliza el oxido nitroso.

Jazmín, lavanda, o compresas de salvia pueden estimular o fortalecer las contracciones y compresas frías en la frente para refrescar. Para preparar una compresa sólo tiene que añadir 3-4 gotas de aceite esencial en un recipiente con agua tibia o fría. Coloque una franela sobre la superficie del agua para absorber la película de aceite, escurra la tela y aplique sobre la zona. La compresa impregnada con Jazmín actúa como un tónico uterino, analgésico y antiespasmódico y puede ser utilizado para el alumbramiento (ayudar a la salida de la placenta).

1 gota  de Aceite de menta  ofrecido en un pañuelo puede evitar las náuseas, o puede ser utilizado como un “pick-me-up” durante la fase de transición, para luchar contra la fatiga.

Si el estar en  tensión impide que se abra el cuello del útero durante las contracciones, un masaje abdominal o una compresa de 8 gotas de Nardo, 7 gotas de jazmín y verbena, y 3 gotas de limón en 100mls de aceite de oliva puede ayudar.

El aceite de rosa es un tónico uterino y antidepresivo.

El de Geranio ayuda a la respiración y aumentar la circulación.

La Mejorana es un tónico uterino que también ayuda a la respiración y puede ayudar a disminuir la presión arterial. También es un analgésico eficaz y antiespasmódico.

PREPARA TUS MEZCLAS:

– Receta para preparar un aceite de masaje para el parto:

  • 50 ml. de aceite base ej. aceite de almendras o de oliva.
  • 14 gotas de aceite esencial de Salvia.
  • 5 gotas de aceite esencial de Rosa.
  • 6 gotas de aceite esencial de Ylang-ylang.

– Aceite para un baño aromático para el parto:

  • 2 ó 3  cucharadas de aceite base ej. aceite de almendras.
  • 2 gotas de aceite esencial de Salvia.
  • 1 gota de aceite esencial de Rosa.
  • 1 gota de aceite esencial de Ylang-ylang.

 

 

DESLINDE DE RESPONSABILIDAD: La información publicada en todas las páginas de Esencias en Armonía es solamente con el propósito de educar. Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y drogas (FDA ) de Los Estados Unidos. Estos productos no tienen la intención de diagnosticar, tratar, curar, o prevenir enfermedades. Cualquiera que esté sufriendo de alguna enfermedad o herida debe primero consultar a su profesional médico. Estos usos sugeridos de los Aceites Esenciales se aplican solamente a los Aceites Esenciales de Grado Terapéutico exclusivo de la marca Young Living Aceites Esenciales. El uso de otros aceites no garantiza el resultado. Me deslindo de la responsabilidad del uso que hagan de esta información.