Ariel – ylang ylang

arcangel uriel

El momento actual que vive la humanidad pertenece a la etapa en que los hombres deberán caminar tomados nuevamente de la mano de los Ángeles aunque a veces pareciera que el mundo estuviera tomando rumbos diferentes.

El Arcángel Uriel y toda su divina Hueste Angelical laboran incansablemente para despertar nuestro interés por el mundo espiritual, activan la sublime esencia que mora en nuestro corazón y, con infinita ternura, nos conducen a prestar atención a los Seres de Luz.

El arcángel Uriel es un joven glorioso con túnica y manto de color del fuego, naranja y dorado. Sus alas son brillantes y enormes. Lleva una espada de fulgores encendidos y ofrece una llama de fuego en la palma de su mano.

Para acercarnos al reino angélico, logrando tener confianza, alivio emocional, fomentando la calma de nuestros enojos, quitando el sentimiento de culpa, eliminando la impaciencia, el egoísmo, la obstinación y creando una gran elevación de la autoestima y la alegría, Uriel combina toda su energía con el aceite esencial Ylang Ylang.

Aplica 1 a 2 gotas en las plantas de los pies y en los hombros antes de acostarte para relajarte y dormir bien durante la noche.

Al mismo tiempo de aplicar el aceite esencial Ylang Ylang y disfrutar de su agradable aroma al inhalarlo varias veces suave y profundamente, mentalmente pronuncia la siguiente oración:

“Arcángel Uriel, fiel amigo y guía silencioso en mi camino por la vida, comparte conmigo tu Luz de Amor Sublime, despierta la Llama Divina que vive en mi corazón y acércame a todo el Reino Angelical. Enséñame a ser un conducto por donde fluya el Amor Celestial hacia toda la humanidad. Con tu fulgor enciende el fuego de mi corazón y muéstrame la forma para colaborar conscientemente con los Ángeles para lograr un mundo lleno de dicha, de felicidad, de armonía y de paz. Así es.”

aceite esencial ylang ylang